Colección Roberto Polo

Roberto Polo, figura enigmática

Por sus múltiples vidas explorando a través de los mares desconocidos de la historia del arte, identificando, investigando y destacando a los artistas, movimientos y épocas esenciales que habían caído injustamente en el olvido, Roberto Polo fue bautizado como «el ojo» por el diario francés Le Figaro en el año 2004.

Las colecciones de Roberto Polo están compuestas por proyectos de Bellas Artes, Artes Aplicadas, bellas piedras y piedras históricas, las cuales, abarcan cinco siglos de diferentes continentes. Estas mismas fueron descritas como «antológicas» por la prensa en todo el mundo.

En 2011, en la editorial Francés Lincoln Limited de Londres publicaron: «Roberto Polo. The Eye», un libro que examina la evolución visual del coleccionista.

Roberto Polo nació en La Habana el 20 de agosto de 1951; su familia es de origen español e italiano. Es un artista, coleccionista, patrono y conocedor del arte actual.

Roberto fue reconocido como un «prodigio del arte» a los 14 años por el estado de Virginia y ganó varias becas de mérito, incluidas las de la Unión Panamericana, La Fundación Ford y todos los centros de enseñanza superior en los que participó.

Estudió Bellas Artes, Historia del Arte y Filosofía en Corcoran School of Art y American University en Washington, D. C. y Columbia University Graduate School en Nueva York. Se graduó de las tres instituciones nombradas.

En 1967 y 1968, la galería Jefferson Place, en Washington D. C., elaboraron distintas exposiciones individuales y privadas sobre el trabajo de Roberto Polo.

Otros artistas representados por esta galería son Thomas Downing, Morris Louis, Howard Mehring, Kenneth Noland y Gene Davis. Estos mismos nombrados han calificado a Roberto como «una de las estrellas emergentes del Arte Americano».

Años más tarde, Roberto Polo organizará exposiciones especiales en las galerías Enrico Navarra en París, Dante Vecchiato en Padua y Vicenza y Ramis Barquet en Nueva York.

Han participado en diversos proyectos de museos como el Newark Museum, Corcoran Gallery of Art y el Smithsonian Institution National Collection of Fine Arts en Washington, D. C.

Roberto desempeñó un papel fundamental en la construcción del Departamento de inversiones de Bellas Artes del Citibank N. A. en Nueva York, el primero de este tipo en la historia del banco. Dirige tres galerías notables: Jacob Brothers Limited en Nueva York, Galerie Historismus en París y Roberto Polo Gallery en Bruselas.

Además de filántropo, es donante de diferentes agrupaciones institucionales como el Museo del Louvre; el Musée des Arts décoratifs, y en la Maison européenne de la photographie de París, El Nuevo king of prussia, en Galería de Arte, en el Carnegie Museo de Arte de Pittsburgh, el Nelson-Atkins, el Museo de Arte de la Ciudad de Kansas city, El museo Real de arte e historia de Bélgica, en Flagey, en el Théâtre royal De La Monnaie, el Museo de la Huerta, en Bélgica; el Musée national d’art, en Londres, Inglaterra; y el Museo Nacional de arte en Londres.

También en histoire du Canada à Bruxelles. Gdansk; Museum of the history of Polish Jews en Warsaw; Philadelphia Museum of Art; Minneapolis Institute of Arts; Condé Museum, Chantilly Castle; Victoria and Albert Museum en Londres; The Save Venice Organization Inc. y el Museo Metropolitano de arte de Nueva York, donde su nombre está grabado en la piedra.

Le han sido otorgadas algunas menciones honorables tales como: «Commandeur de l’Ordre des Arts et Lettres» de la República francesa (1988); «Premio Capital Arte al Mecenazgo Internacional» (Madrid 2016), y «Premio Fuera de Serie, Personaje del Año, categoría Filantropía» (Madrid, 2017).

Kathryn Hiesinger, comisaria Europea de Artes Decorativas del Museo de arte de Filadelfia, dijo: «Roberto Polo es un coleccionista brillante y misterioso, un gran coleccionista de todo el mundo del arte. Le encantan los elementos artísticos y es una figura de culto.”

colección
Paul Manes, The Entry of Christ in New York II, ante los sepulcros de las abadesas de las órdenes Comendadoras de Santiago y Concepcionistas, en el sotacoro de la iglesia.

La colección principal de Polo

La persistente colección se denomina «CORPOS» y su sede se encuentra en Toledo.

Consiste en proyectos de diferentes artistas de la vanguardia histórica del Norte, Centro y este de Europa, junto con una exposición aceptable del trabajo de autores contemporáneos europeos y Americanos.

Reúne más de 171 obras , incluidas las de varios artistas de mayor popularidad como Schmidt-Rottluff, Pechstein, Kandinsky, Schlemmer, Schwitters, Moholy-Nagy y Ernst.

Pero lo que es más importante de esta colección, en vista del papel educativo que ningún museo público debe olvidar, es revela al visitante una larga serie de artistas menos populares, pero, sin embargo, fundamentales como: Joostens, Donuts, Peeters, Flouquet, Servranckx, Maes, Eemans, etc.

«Este museo no cantará la misma canción», dijo Roberto Polo. Añade: “No es otro museo clónico que solamente se ocupa del arte de moda y no, del valor artístico, y donde el visitante ya sabe de antemano lo que va a ver. Hoy en día se suele olvidar que cuando se inauguró la Phillips Collection, en 1921, que fue el primer museo de arte moderno del mundo, pocos de los artistas cuya obra estaba representada en su colección eran conocidos, si es que alguno lo era.

Y lo mismo puede decirse del Museum Folkwang (1922), primero en Hagen y después en   Essen; del Museum of Modern Art de Nueva York (1929); del Muzeum Sztuki de Łódź (1930) y de la Colección Peggy Guggenheim de Venecia (1951). Cada uno de estos museos fue fruto de una manera original e individual de ver las artes plásticas y, en no pocas ocasiones, ha desafiado lo establecido y ha propugnado una nueva forma de crear y de ver, reescribiendo así la historia del arte”.

Las vanguardas retratadas corresponden a las diferentes tendencias pictóricas a las que se unieron los artistas más arriesgados de la primera mitad del siglo XX en Flandes, Europa central, Oriental y norte, las llamadas «vanguardas periféricas», así como en los Estados Unidos.

Las informalistas corrientes (que son el comienzo de la abstracción, el constructivismo o el neoplasticismo) está presente, con predominio de las diferentes formas de abstracción, así como de la reciente realista (el neorealismo, el novecento, realismo mágico, el neoexpresionismo, figuración lírica, Nueva Objetividad, precisionismo), sin perder, por supuesto, la poética del surrealismo.

También es necesario nombrar algunas esculturas y conjuntos y una colección apreciable de muebles y elementos de interfaz industrial, así como un número óptimo de dibujos y fotos.

La segunda faceta de la compilación de Roberto Polo se extiende desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta aquella época – que la historiadora Barbara Rose, conocedora de esta colección, la llamada «las nuevas fronteras de la experimentación«- y ofrece una interesante variedad de propuestas.

El fortalecimiento de este grupo comenzó en los primeros años de la década de 1950 y continuó a pie hasta el siglo XXI, con una gran variedad de Lenguas, técnicas y formatos.

Hay un grupo considerable de proyectos no figurativos, entre ellos Mannaers, Werner, Jaroslaw Kozlowski, Roberto Caracciolo, Thomas Downing, Roberto Pietrosanti, Xavier Noiret-Thomé, Maria Roosen, Bert Timmermans, Ed Moisés y Walter Ora, Bannard.

De todas las variantes que está ligado a nuevas formas de figuración, trayendo piezas de enorme interés, como los de Andrew Tift, Jan Vanriet y Nino Longobardi, así como Annabelle Hyvrier, Tomek Partyka, Karin Hanssen, Peter Van Gheluwe, Sadie Murdoch, Bruno Ceccobelli o Wladimir Moszowski.

colección
Sala dedicada a Victor Servranckx, en el centro, Opus 1-1921 escultura en yeso patinado.

Exposición actual del centro

Además de la exposición permanente, también se realizan exposiciones de caracter temporal como«La belleza convulsionada», la cual fue presentada ante el público desde 27 de marzo hasta el 30 de junio de este año.

Werner Mannaers, nacido en Schoten (Bélgica) en 1954, vive y trabaja en Amberes. Sus pinturas se mezclan con el contenido escrito en el que se utiliza con frecuencia extractos, filosófico citas y referencias relevantes sobre artistas del siglo XX.

La obra parte de referencias personales, con toques de humor muy personales y una conjunción especial entre lo banal y lo increíble. «Mi arte es caprichoso, espontáneo, no serio, pero al mismo tiempo mi trabajo es defectuoso, provocativo y autocrítico», dijo. En 2008.

Este artista expuso en el Museo Stedelijk de Arte Contemporáneo de Gante.

En 2014 y 2016, expusoen la galería de Roberto Polo en Bruselas.

Entre sus proyectos, se centra en la publicación del libro: «Cartas de Amor», pinturas realizadas por el artista a lo largo de toda su carrera y las cartas de amor que escribió para Natacha, su Musa.

Todas las partes se refieren, como es común en Mannaers, a otros desarrolladores. entre ellos estaban Picasso y Miro, para quienes sentía una admiración especial.

La exposición reúne algunos de los sesenta lienzos y un centenar de dibujos.

colección
Cuadríptico, The Music Boy.

Deje su mensaje