Eva March, interprete y directora contemporánea

Being free for me, sometimes means being hairy

Eva March

Tenemos para esta entrevista a la intérprete y directora de la compañía «Yellow Colective» Eva March.

Comprende de una larga experiencia dentro de la interpretación contemporánea, distribuyendo su puesta en escena por los países europeos tales como el Reino Unido, Holanda, Portugal, Francia, Bélgica y España.

La principal labor de Eva March se encuentra en el desarrollo de una personificación moderna en la representación escénica a través de la investigación multidisciplinar, dirigiendo diversos proyectos pese a las grandes dificultades que se encuentran dentro de este sector artístico.

Actualmente, Eva March se encuentra en su país natal, España, para la elaboración de futuros planteamientos escénicos en la ciudad de Madrid.

Eva March
«VAGINA REX & THE GAS OVEN» . Eva March
Háblame sobre tu comienzo profesional, ¿sigues manteniendo esa misma directriz interpretativa con la que empezaste?

No, no sigo con la misma directriz. Yo tuve la suerte de empezar a trabajar con una compañía llamada «Gromelot» que es residente en la Nave 73 de Madrid y está asociada con Conde Duque. Ellos entienden de lo escénico de que tú tienes que entender lo clásico para ser moderno, realizando teatro«posdramático«, el cual concede un carácter multidisciplinar que acoge varias disciplinas de la puesta en escena, desde un ámbito clásico hasta danzas, circo, músicas, performances etc.

Lo que yo hago es «algo» que se muestra en escena, no soy mucho de definir y creo que mi papel es estudiar y creer en la riqueza de la mezcla de técnicas y disciplinas. En esta búsqueda que voy desarrollando a lo largo de mi carrea es interpretar con total sinceridad a través del poder de mi imaginación, queriéndome alejar del «método americano» que se conoce en la interpretación.

Para tí, ¿Cúal es el trabajo más importante que has realizado en tu carrera hasta ahora?

Yo no sé si es el más importante pero creo que es el que más me ha marcado, se denomina «WE DO NOT KNOW HOW TO DANCE», que es el último trabajo que realicé en Bélgica

Este proyecto que dirigí, me marcó debido a una cosa que llevo pensando durante muchos años, incluso prácticamente desde que empecé a estudiar interpretación y es debido a que creo que existen diversas razones por las cuales hay una especie de desconexión entre el público y el artista. Realmente, ¿para quién realizas ese show? De eso trata este proyecto que he trabajado durante seis meses, trata sobre la cuestión de la danza. ¿Qué es? A pesar de que en diversos países como en Bélgica esta pregunta está totalmente aclarada, en España sucede todo lo contrario.

Eva March
«WE DO NOT KNOW HOW TO DANCE» foto de Tim Theo Rex. Eva March
– ¿Cúal fue la razón por la que quisiste adentrarte en esta profesión?

En un principio iba a entrar a la carrera de Publicidad en la Complutense, pero ese verano conocí a «Gromelot». Me enamoré de eso que estábamos haciendo porque yo vengo de una familia en la que nadie es artista, nunca había tenido acceso a las artes y ese mundo a mí me fascinó. No sabía muy bien porqué y yo no tenía la concepción de querer ser artista. Realmente, a mí me interesan más los procesos del desarrollo de los mismos proyectos que el producto en cuestión.

– Eva March, además de dirigir la compañía Yellow Collective, te dedicas a la interpretación contemporánea. ¿Podrías explicarnos qué significan para ti estos conceptos?

Creo que para mí la palabra interpretación se ve más alejada de mí misma. Cada vez más los jóvenes mezclan diversas cosas a pesar de que tengamos una sociedad tan purista y especializada. A parte de que lo que yo hago no lo llamo interpretación, uso mi cuerpo como medio de comunicación para transmitir al espectador. Ya no solo ves ese contexto antiguo de teatro que todos conocemos, sino que también ves una gran masa de cosas.

– ¿Cómo desarroyas el proceso de la actuación?

En general no tengo tema, a veces si tengo un tema muy claro. Doy un gran espacio para la improvisación.

– Hace poco formaste parte del corto feminista «Velleza» dirigido por Esther Preckler y Marta Pérez. Cuéntanos en que consiste este proyecto: ¿Qué puede aportarnos este cortometrage a los espectadores?¿Qué supuso para ti como performance interpretar este papel tan reivindicativo?

Es un corto realizado por unas estudiantes de universidad, de forma independiente. En Bélgica, para rodajes de publicidad yo iba al rodaje sin depilarme, si he tenido que depilarme ha sido en el mismo momento del set sin ningún problema, mientras que aquí en España me echaban broncas por no hacerlo, lo cual es una cosa bastante curiosa. Entonces me pareció una muy buena idea que me lo propusieran, ya que en España es totalmente necesario y cada vez hay más mujeres en mi industria, sobre todo en lo escénico, que se sale de la capitalización que pueda existir por ejemplo en el cine.

Nunca me habían propuesto hacer un corto sobre el vello, pero sí que había hecho proyectos feministas como «SCREAM QUEENS»que se presentó para el festival de Berlín. Para mi este corto ha supuesto una oda al cuerpo y dentro del cuerpo hay vello, ya sea en las axilas, piernas o en el pubis. Por ello, me pareció interesante el proyecto cuando me lo propusieron incluso me dejaron mucha libertad para hacer.

Eva March
«SCREAM QUEENS» por Melodie Roulaud. Eva March
– ¿Qué dificultad puede conllevar la dirección dentro del espectáculo?

Prácticamente te llevas todos los marrones. Además de dirigir, tienes la función como productora, tienes que llamar a la gente, trabajar como se lleva el show hacia fuera, porque si tú no eres buen productor puedes hacer la mejor obra del mundo pero nadie la va a ver. Tienes que ser muy políticamente correcto, a pesar de tu propio papel ético. Es una auténtica balanza.

La dirección a mí me apasiona, porque es algo que hago muy intuitivamente. Acabé siendo directora porque quería crear cosas y como no hay mucho apoyo, me lo di a mí misma. Quería que mi cerebro fuera participe de todo lo que estaba viviendo, por ello deseaba dirigir todo el proceso creativo de la obra a representar, absolutamente de todos los elementos, como por ejemplo la luz y la música. La dirección me permite todo esto.


– ¿Cuál es el origen de Yellow Collective y las temáticas que lo acompañan?

El motivo principal sobre todo fue la precariedad. «Yelow Collective» se creó debido a que nos concedieron una residencia de tres meses a una chica con la que estudiaba en «Gromelot», que se llama María Pizarro, y a mí. Nos metimos a esa residencia a explorar, teníamos curiosidad y acabó apareciendo un show al que llamamos «THE LIGHTS» porque hacíamos muchas cosas con las luces.

Yo con 19 y ella 21, no teníamos mucha experiencia por aquel entonces. Era nuestro primer trabajo y como personas físicas es muy difícil distribuir un show. Entonces ella y yo decidimos crear este colectivo para presentar de cara a la galería nuestra profesionalidad y así poder distribuirlo. Más adelante cogí las riendas de toda la dirección.

Eva March
«THE LIGHTS» de Yellow Collective. Eva March

– ¿Por qué crees que existen obstáculos dentro del sector escénico para las mujeres?

Que en el mundo existen obstáculos para las mujeres, es algo tan básico como eso, es decir, si no existieran obstáculos en la sociedad para las mujeres no lo habría dentro de lo escénico, porque por desgracia, también este sector es tan patriarcal como otro tipo de industrias. Además de ser joven, soy mujer y por ello esta sociedad hetero patriarcal influye mucho en lo escénico.

– ¿Cómo romper esa división entre la interpretación clásica y un show conceptual o performance?

A mí, los clásicos como Calderón de la Barca me fascinan, aunque luego desarrolle una performance. Creo que, de hecho, no es cuestión de romper, sino de abrazar estas mismas ideas. Las cosas no son en blanco y negro, si no de colores. Hay que romper con las etiquetas.

– ¿Tienes pensado desarroyar futuros planes en España y en el extranjero?

He vuelto a España durante un año porque tenía demasiado trabajo en Bélgica y me sentía agobiada. Así que de momento realizaré aquí los shows. Me apetece sobre todo intercambiar lo que he vivido. Sin embargo, espero que en un futuro pueda realizar una gira por Europa con interpretes españoles.

Eva March
«SACRE DU PRINTEMPS» Fotografiado por Freddy Willems. Eva March

Deje su mensaje