Fernando Francés ante los tribunales por agresión

Fernando Francés

Fernando Francés, del que fue director del centro de arte contemporáneo de Málaga (CAC) y actualmente, secretario general de Innovación Cultural y Museos de la Junta de Andalucía, deberá de acudir el 23 de octubre al juzgado de Santander por agredir físicamente a la artista partícipe Marina Vargas.

Una denuncia traspapelada

En la celebración de la Feria de Arte Santander , que tuvo lugar el 15 de julio del 2018, Marina Vargas fue una de las artistas integrantes junto con la galería Javier López y Fer Francés, hijo del investigado.

Como constatan algunas fuentes periodísticas, alrededor de las 20:15 horas, Fernando Francés asesta una bofetada a Marina, al mismo tiempo que la amenaza públicamente mediante las siguientes palabras: «La has cagado, la has cagado.»

Tras la agresión, Marina Vargas y su abogada afirman haber interpuesto una denuncia dos días después en la comisaría de Arganzuela, Madrid. Después, esta se envió hacia la comisaría de la capital cántabra.

Sin embargo, la misma denuncia «desapareció», puesto que ningún medio pudo confirmar que hubiese llegado a presentarse en destino. No obstante, la denuncia fue finalmente hallada de manera que se pudo remitir hacia la policía de Santander.

Al encontrarse definitivamente la documentación sobre los hechos, entró al juzgado de instrucción donde ordenaron la presentación del acusado, Fernando Francés, el día 23 de octubre para compadecer por un delito leve de lesiones ejercidos contra la artista Marina Vargas. A pesar de ello, no se pudieron mostrar las imágenes de las cámaras, ya que estas mismas fueron eliminadas.

Fernando Francés entre la espada y la pared

Fernando Francés
Fotografía del acusado Fernando Francés

Fernando Francés no quiso dar ningún tipo de declaración ante la prensa española tras lo acontecido con Marina Vargas, ni tampoco con el caso de la destitución de Rafael Doctor como director del Centro Andaluz de la Fotografía (CAF), Almería.

No obstante, el investigado prefiere que nos centremos sobre todo en los cambios que ha ejercido y que está llevando a cabo en Andalucía.

Además de las posibles presiones mediáticas, los colectivos vinculados con el arte, tales como: La Caja de Pandora, La Asociación de Mujeres de Artes Visuales (MAV) y La Asociación de Artistas Visuales de Madrid, se ponen en marcha para denunciar y hacer eco de la agresión ejercida por Fernando Francés hacia la artista.

Como nos puede confirmar el PAÍS, dichas asociaciones y colectivos artísticos, mandan todo su apoyo hacia Marina Vargas mostrando así su repulsión ante todo tipo de violencia, coacciones y agresiones que sufren las mujeres en la sociedad y en el sector cultural.

La calma después de la dura tormenta

En las declaraciones aportadas en el ABC, Marina Vargas nos explica sus sentimientos de vitalidad y alivio tras un año duro sin declarar, en donde se sentía coaccionada y observada.

Marina Vargas nos declara la dureza y el largo proceso que ha tenido que sufrir, convirtiéndose esta experiencia en un aprendizaje, donde las palabras de una mujer «no son creíbles.»

Para ella este hecho no solo ha supuesto un juicio a su dignidad, sino que también lo ha sido para todas las demás mujeres, dando esto además un empuje al sector artístico que siempre se ha visto «desprotegido ante el poder.»

Marina admite que la gran presión a la que se ha visto sometida es debido a que Fernando Francés es una persona poderosa además de reconocida en la vida pública y cultural.

Tanto ella como el acusado están citados para el juicio que se desarrollará el 23 de octubre de este mismo año. Para la denunciante, asistir es un deber, además que es algo que desea ya que la existencia del proceso ya es una victoria.

Deje su mensaje