MARCEL L’HERBIER

Comprendiendo su figura

I can say that all around me at the time, I encountered a deep-seated lack of regard for filmmakers.

MARCEL L’HERBIER (1969) POET OF THE SILENT ART

Este artículo está dedicado a Marcel L’Herbier, figura seminal
en el cine francés del siglo XX que, aunque fue un artista muy prolífico, queda de él poco conocimiento fuera de su país natal, Francia.

Formó parte del Festival de Cine, cuya primera temporada se posicionó L’Herbier en el cine francés y europeo – le tomaron como la fuerza existente que se encuentra detrás de muchas colaboraciones artísticas significativas, conteniendo un énfasis en los años extraordinariamente profundos entre 1918 y abarcando las cintas mudas y las primeras eras sonoras.

Este fue el período en elque Marcel L’Herbier tuvo más éxito en su visión de enriquecer el cine por ‘síntesis’ de una amplia gama de campos creativos, incluyendo la pintura, escultura, arquitectura, música, muebles, textiles, diseño de vestuario y, por supuesto, la moda.

Al igual que en el festival de cine, su dossier está dirigido a una audiencia angloparlante, aunque, se esperaba por parte de L’Herbier generar más interés fuera Francia.

El expediente ensambla ensayos recién comisionados, así como una serie de
citas (recopiladas por Marlène Van de Casteele), fotografías, ilustraciones y de más material documental.


La relativa falta de atención que L’Herbier ha recibido en el Reino Unido y
EE.UU. puede en parte provenir del desafío de localizar su trabajo en un
marco coherente proporcionado por etiquetas como el avant-garde o
el impresionismo.

En realidad, el trabajo de L’Herbier siempre tendía a oscilar entre las distintas – y a veces antagónicas – preocupaciones de la vanguardia y el cine, dando lugar a obras notables y singulares piezas.

Nos llama la atención mirar la obra de L’Herbier a través del prisma del arte y del diseño ya que el estatus del cineasta no sólo fue considerado como una figura del cine francés, sino también como la propia
fuerza del modernismo.

Motivado sobre todo por su búsqueda del cine «fotogénico» y «total», L’Herbier creó un impresionante grupo de artistas, diseñadores y cineastas, incluyendo Robert Mallet-Stevens, Alberto Cavalcanti, Fernand Léger, Claude Autant-Lara, Robert y Sonia Delaunay, Pierre Chareau y PaulPoiret.

A través del cine, L’Herbier ayudó a popularizar el modernismo, cuyaarticulación de dicha versión no sólo era deseable, sino que conllevó también más accesibilidad a las audiencias de masas.

Marcel L’Herbier cine y fashion

MIREILLE BEAULIEU

Marcel
Brigitte Helm en «L’Argent», Marcel L’Herbier, 1928

El trabajo de Marcel L’Herbier como cineasta central, fue encontrar la síntesis de todas las formas artísticas, a las que denominó «cinéma total«, o «total cinema«. Como un verdadero apasionado del arte, la música, literatura y teatro, Marcel comprendió la importancia del art cinematográfico, marcando en su trabajo unos puntos de interés que embarcan desde la escenografía, fotografía, iluminación y hasta el mismo vestuario.

Sus películas se extendieron desde 1918 a 1952, y a través de ellas plasmó su énfasis en el vestuario y la ropa. Se enfoca en el rol del traje en sus películas durante los años silenciosos, considerados por muchos el más creativo de su carrera junto con las películas de la década de 1930, en donde continuó su trayecto para utilizar la moda contemporánea en sus cintas.

Las películas descritas en este artículo están ambientadas en el mundo moderno de los años de entreguerras y reflejan las modas de su contexto.

ROSE – FRANCE

La primera película de Marcel es Rosa-France (1918), fue una película de propaganda, hecho bajo los auspicios del Servicio de Cine militar francés
pero escrita, dirigida y producida independientemente por L’Herbier, con el apoyo financiero de la compañía cinematográfica Gaumont.

En ella, L’Herbier dio la espalda a las imágenes patrióticas del heroico soldado tan prevalente en el momento, y en su lugar concebió un poema visual dedicado al espíritu eterno de Francia.

La película fue un collage experimental simbolista, que buscaba expresar emociones, estados de ánimo, ideas y sensaciones puras. Sus secuencias de pantalla partida, las superposiciones, y las ‘imágenes mentales’ lo hicieron un punto de inflexión en los trajes, trataron en esta cinta cuidadosamente los tonos negros, blancos y grises por su fuerte estética.

El ilustrador Georges Lepape, famoso por sus colaboraciones con el
el couturier Paul Poiret, diseñó algunos de los decorados y trajes de esta película. Los pintores Marcel Guide y Jean Don diseñaron algunos de los decorados.

Donatien llevó a cabo la escenografía, los objetos prestados, muebles orientales y ropa.

Jaque Catelain, la estrella principal, también contribuyó este mismo
diseño, seleccionando los trajes y telas. Más adelante pasó a trabajar como maquillador de la película.

LE CARNAVAL DES VÉRITÉS

Durante el rodaje de Rose-France, L’Herbier había formado parte de la compañía francesa cinematográfica Gaumont. Él continuó con su exploración del medio en su segunda película Le Carnaval des Vérités (carnaval de las Verdades), que escribió y dirigió en 1919. Es una historia sobre máscaras y apariencias engañosas, que fue a convertirse en un tema recurrente en su filmografía.

En ese momento, el vestido contemporáneo del cine francés nunca fue
diseñado por profesionales. En su lugar, los actores tuvieron que suministrarlos de sus propios armarios.

Como en Rose-France, L’Herbier contrató a artistas contemporáneos para crear el sets de la película. El arquitecto, decorador de interiores y diseñador de muebles Michel Dufet diseñó los interiores modernos, mientras que el futuro director Claude Autant-Lara diseñó un extraño set de tensión para un teatro escena.

En 1923, L’Herbier producida la primera película de Autant-Lara, un corto de vanguardia llamado Fait divers (Noticia menor), protagonizada por Autant-Lara, Antonin Artaud y la madre de Autant-Lara, la actriz Louise Lara.

Marcel
«La nuit fantastique» Marcel L’Herbier (1942)


Deje su mensaje