Alberto Giacometti invade el Prado (1901-1966)

alberto giacometti

Concibo el arte como un único lugar de confluencia entre pasado y presente.

Alberto Giacometti

Comisaria: Carmen Giménez

El Museo del Prado, en su marco de celebración por sus 200 años presenta desde el dos de abril hasta el siete de julio del 2019, una nueva exposición sobre el escultor suizo Alberto Giacometti. Gracias a la colaboración de la embajada Suiza y el grupo «Mirabaud» presentan al público desde el pasado 2 de abril la muestra del artista Alberto Giacometti, gran percusor de vanguardia en el siglo XX, junto a autores como: Bacon, Manet, Degas y Picasso.

Abstracción del tiempo en la anatomía humana

Centrándonos en la vida y en el contexto del artista, Alberto Giacometti nació en Borgonovo, Suiza, donde a muy temprana edad comenzó a realizar bocetos de estudio y dibujos acabados para la reproducción de copias artísticas elaboradas a lo largo de la historia.

Debido a su carácter autodidacta que manifestó en su infancia y en concreto, a su padre, (un destacado autor posimpresionista), Alberto desarrolló su primera formación en la que bebió de la inspiración e investigación de los grandes autores de diferentes épocas

Esculturas de Alberto Giacometti, Museo del Prado
Esculturas de Alberto Giacometti

Continua sus estudios en la capital de Francia, lugar al que se traslada en varias ocasiones a lo largo de su vida, como podemos observar en el testimonio que dejó el artista en sus cuadernos.

En un principio, por aquellos años 30, Alberto Giacometti adquirió en su obra el carácter y la estética que tanto marcó el movimiento surrealista. Sin embargo, a partir de 1934, Alberto rompe definitivamente con la doctrina del subconsciente debido a que empieza a trabajar con nuevos modelos para sus composiciones. Ahora, el concepto de reemplazar lo real por lo imaginario en sus piezas será sustituido por la obsesión y la persistencia de reflejar la realidad.

Tras los hechos y experiencias vividas por la II Guerra Mundial, el escultor Alberto Giacometti reflejará desde 1945 hasta el final de sus días una anatomía humana totalmente fragmentada. A pesar de esta lamentable influencia, se reconoce también en su trabajo la representación de sus seres queridos, centrándose en su práctica la observación y búsqueda de lo real, evitando así, la apariencia superficial.

Giacometti invade el Museo del Prado

La presentación de la muestra representará los últimos años narrados de Alberto Giacometti. Se distingue entonces los periodos entre 1945 hasta 1966.

En la sala del museo se distinguen entre unas 20 piezas, divididas en 18 esculturas y 2 pinturas al óleo.

Dentro de la estancia «Las Meninas» nos encontramos con un conjunto de figuras esculturales tales como:

  • La PiazzaMujer alta III
  • Mujer alta IV
  • Cabeza grande
  • Hombre que camina

Este mismo grupo escultórico fue ideado para un proyecto de figuras monumentales para Nueva York, sin embargo, tales ambiciones no llegaron a materializarse.

Junto con estos elementos transcendentales de la exposición, se encuentra el carro (1950),cuya silueta corresponde al de una mujer dominando mediante el avance y la quietud un carro de dos ruedas gigantes. El material de la pieza está compuesto por bronce patinado en oro. Los soportes comprenden de dos pedestales pintados en color negro.

Entre dos pinturas, se centra la escultura de la Cabeza de hombre I (1964), figura en la que retrata a su hermano Diego ese mismo año. Con respecto a dicho familiar, podemos saber con firme seguridad, que le sirvió de modelo para el largo recorrido profesional que forjaría el artista Alberto Giacometti durante toda su vida.

Finalmente, seguido de esta obra, podemos contemplar más piezas de gran calidad estética como:

  • Las siete Mujeres de Venecia
  • Mujer de pie
  • Y La pierna

Ante esta maravillosa exposición, dirigida por la comisaria Carmen Giménez, el público podrá disfrutar sin duda alguna de uno de los grandes artistas más polifacéticos de nuestra historia. Diferentes propuestas y proyectos se podrán visualizar plasmados tanto en papel como en metal.

Retrato del artista, Museo del Prado
Fotografía del escultor Alberto Giacometti

Deje su mensaje